Saltar al contenido

La oficina en casa

Trabaja de manera más cómoda, práctica y profesional. En este sitio web te mostramos los mejores muebles y accesorios para hacer una oficina en casa.

Muebles de oficina

Accesorios de oficina

Ropa para trabajar en casa

Blog

Pros y contras de hacer una oficina en casa

Trabajar desde casa puede estar muy bien, pero conlleva ciertos que se pueden mejorar con la experiencia. Estas son las ventajas y desventajas principales:

Beneficios
Horario flexible. Podemos organizar mejor nuestro tiempo laboral y sentir más libertad para hacer otras tareas del hogar.
Más tiempo para ti. No hace falta que mires la hora a la que va a llegar el tren cada mañana ni que tengas que levantarte mucho rato antes de llegar. Además, tanto si llueve como nieva, podrás aprovechar mejor cada minuto.
Menos gastos. Puedes ahorrarte el alquiler mensual de una oficina externa. Tampoco tendrás que gastar dinero en transporte para ir a tu lugar de trabajo ni será necesario que compres dispositivos extra: podrás usar el mismo ordenador que usas en casa para trabajar, la misma impresa, etcétera.
El teletrabajo está en auge. Trabajar desde casa es una toda una tendencia gracias a los avances tecnológicos y a que hay un gran número de profesiones de oficina.
Desventajas
Distinción entre la vida personal y profesional. En ocasiones puede resultar complicado concluir el horario que dedicamos al trabajo y centrarnos al 100% en la vida familiar. Los buenos hábitos, la experiencia y tener un buen lugar separado para el ámbito profesional pueden ser claves para solucionar este asunto. Por eso hacer una oficina en casa es tan recomendable en la actualidad.
Soledad. Según el tipo de trabajo que desarrolles, puedes sentir la falta de compañía o de guía a la hora de efectuar una tarea específica. Afortunadamente, las posibilidades para gestionar tareas entre equipos, hacer reuniones y chatear con cámara y micrófono a través de internet cada vez son más completas, sencillas y efectivas.

Consejos para hacer la oficina en casa

oficina en casa

Cada vez es más recomendable es tener una oficina en casa particular, ya que podemos adaptarla a nuestra propia conveniencia para mejorar el confort y la productividad.

No obstante, montar un despacho en el lugar donde vivimos puede ser abrumador. ¡Pero no te preocupes! Para ayudarte a que el proceso sea más fácil, a continuación vas a ver una serie de recomendaciones que puedes seguir. ¡Comenzamos! 🙂

Elige un sitio específico

El primer paso para tener nuestro propio rincón de trabajo en la vivienda es saber cuál va a ser ese sitio que vamos a usar para hacer tareas profesionales.

Esto es fundamental para poder hacer una distinción clara entre lo que es profesional o no, lo cual nos permitirá concentrarnos con más facilidad y desconectar del ámbito laboral cuando lo necesitemos.

Por otro lado, también es conveniente tener un mueble que solo uses para guardar material de trabajo, como un armario, una cajonera, o un escritorio que incluya opciones de almacenamiento.

Usa una buena silla ergonómica

Si trabajas mucho rato con el ordenador, es probable que pases no mucho, sino demasiado tiempo en una silla. Según el tipo de silla que sea, podemos adoptar una posición que nos acabe perjudicando con el tiempo.

La característica principal de una silla ergonómica es que está diseñada con el fin de que mantengas una postura natural, adecuada y efectiva para trabajar mejor durante más tiempo y evitar daños causados por una mala posición de nuestro cuerpo.

Ponte de pie y muévete

Por lo general, en ningún sitio nos relajamos tanto como en nuestra vivienda. Usar el ordenador desde el sofá, desde la cama o desde una buena silla de oficina en casa es muy cómodo y podemos estar horas y horas sentados sin ser conscientes del paso del tiempo.

Uno de los muebles más populares hoy en día son los escritorios de pie ajustables en altura para que puedas alternar el trabajo de pie y sentado. Es un modo práctico de estimular la activación del cuerpo y evitar el sedentarismo.

Si tienes un portátil, también puedes usar un soporte para alzarlo encima de una mesa fija, e incluso complementar esta base con un monitor externo, un teclado y un ratón para tener una oficina en casa más ergonómica.

También puedes hacer llamadas por teléfono mientras caminas, levantarte a por un vaso de agua, fruta o algún snack de manera frecuente. En definitiva: complementa el trabajo que hagas en tu oficina en casa con hábitos saludables.

Usa internet de alta velocidad

Imagina que estás en una reunión de trabajo online por videollamada en tu oficina en casa. Se trata de una conversación importante con un cliente. De repente, se te empieza a oír de manera entrecortada, y después de unos segundos se pierde la señal de la conexión.

Admitámoslo, eso da mucha rabia. Es por eso que tener una conexión a internet estable y rápida puede ser un factor decisivo para poder desempeñar nuestra profesión desde el hogar.

Incorpora la iluminación adecuada

Es muy recomendable que tengas la calidad de luz apropiada en tu oficina en casa si quieres mejorar el bienestar.

Lo ideal es que dispongas de luz natural y/o lámparas con tecnología LED, ya que emiten una iluminación más clara, uniforme y segura que las bombillas tradicionales.

Además, es probable que quieras complementar la lámpara del techo con una lámpara de escritorio, especialmente si quieres mostrar una imagen nítida cuando hagas videollamadas.

Distribuye bien los muebles

Es muy importante que coloques los muebles de manera inteligente para optimizar el confort en tu oficina en casa.

Por ejemplo, si tienes una mesa de escritorio y una cajonera separada. Puedes colar la cajonera a la derecha o a la izquierda de donde tengas la silla. Así no tendrás que agacharte tanto ni mirar debajo de la mesa, y te será más sencillo coger algo de un cajón.

En caso de que tengas el escritorio de espaldas a la puerta de tu despacho, es posible que te interese comprar un espejo y ponerlo a un lado enfrente tuyo, de manera que no moleste pero que esté fácilmente a la vista, para que puedas ver si alguien entra. Este pequeño truco viene muy bien para tener tu espacio profesional más controlado, y además podría ahorrarte inconvenientes en reuniones por videollamada.

Decórala a tu gusto

A diferencia de oficinas externas, en una oficina en casa tienes total libertad para poner lo que quieras del modo que prefieras. Así que define tu estilo y hazla tuya.

Puedes poner pósters, pintar una pared de tu color favorito, tener la distribución de muebles que más te convenga, poner una figura en tu escritorio, etcétera. Las opciones son infinitas.

De este modo, trabajarás de manera más animada y tu oficina en casa será más original.

Añade una planta

Tener una planta en tu oficina en casa, ya sea pequeña o grande, no solo hará que tu ambiente de trabajo sea más bonito y natural. También puede contribuir a que trabajes de manera más eficiente y aumentes tu productividad.

Por ejemplo, en este estudio de la American Psychological Association, se concluyó que un ambiente de trabajo donde hay plantas favorece la concentración y el bienestar.

Establece horarios y cúmplelos

Si te gusta tu trabajo, este punto puede ser el más complicado de conseguir.

Pero es muy recomendable cumplir con unas horas específicas y concluir cada sesión de trabajo detenidamente si quieres tener menos distracciones cuando estés fuera de tu horario laboral.

Haz cuentas del número de horas que pretendes dedicarle al trabajo, establece tu horario diario y cíñete a él.

Alternativas a hacer una oficina en casa

El hecho de que trabajar desde casa sea tan atractivo, no te limita solo a tener que estar en ese lugar obligatoriamente. Hay momentos en los que preferimos estar en otro lugar que no sea nuestra casa.

Estas son las tres alternativas más populares que quizá te interese probar para alternar distintos lugares de trabajo:

  • Coworking. Las oficinas de coworking están muy bien porque ofrecen un espacio compartido por profesionales que pueden ser de distintos ámbitos e incluso nacionalidades. Por lo tanto, a diferencia de en tu oficina en casa, en un coworking tendrás compañía y podrás compartir servicios, productos y/o conocimientos. También puedes reservar salas de reuniones o contratar servicios extra, según las características de cada oficina de coworking.
  • Biblioteca. A pesar de que solemos relacionar la biblioteca con el estudio, la verdad es que también son un buen sitio en el que trabajar. Si no quieres estar todo el día en tu oficina en casa, puedes optar por este tipo de ambiente donde reina el silencio y la concentración.
  • Cafetería. Café y productividad suelen ir cogidos de la mano. Si quieres trabajar en un sitio donde además de mantener la concentración puedes tomarte un buen tentempié, puedes optar por ir a tu cafetería favorita con un ordenador portátil, o simplemente con una libreta y un bolígrafo para hacer alguna tarea más creativa o planificar la semana laboral.

Productos destacados

Referencias

  • Nieuwenhuis, M., Knight, C., Postmes, T., & Haslam, S. A. (2014). The relative benefits of green versus lean office space: Three field experiments. Journal of Experimental Psychology: Applied, 20(3), 199–214.

Última actualización el 2022-09-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados